martes, 15 de septiembre de 2009

35 años con los Ingalls

A comienzos de los años 70, el productor y ejecutivo de televisión Ed Friendly leyó los libros autobiográficos de Laura Ingalls Wilder. Friendly quedó encantado con los relatos de la vida en la frontera americana y se reunió con Michael Landon con el objetivo de adaptarlos a la pequeña pantalla en una película de dos horas de duración. El propio Landon se ofreció para el papel de Charles Ingalls, padre de esta hoy famosísima familia. Tras el éxito de la emisión de este telefilm el 30 de Marzo de 1974, se decidió continuarla ya como una serie, que se prolongó hasta 1983 con un total de 204 episodios. Hoy es un clásico de la televisión.


Producida y transmitida por la NBC, la serie de “La casa de la pradera” (“Little house on the prairie”) comenzó a emitirse en Estados Unidos el 11 de Septiembre de 1974. A España nos llegaría un año más tarde pero con la intención de quedarse. Porque aún hoy se sigue asomando la bien avenida familia Ingalls a los numerosos canales de nuestra pequeña pantalla.

***
Laura Elizabeth Ingalls Wilder nació el 7 de Febrero de 1867 en Pepin, Wisconsin. Era la segunda hija del matrimonio formado por Charles Phillip Ingalls y Caroline Lake Quiner. Junto a sus padres y sus tres hermanas, Mary Amelia, Caroline Celestia (Carrie) y Grace Pearl, Laura pasó su infancia como “niña pionera” por Wisconsin, Missouri, Kansas, Minnesota, Iowa y Dakota del Sur.


En 1885, a la edad de 18 años, Laura contrajo matrimonio con Almanzo Wilder. Y en 1932 empezó a contar su propia historia, que completó en 1943 y en ocho volúmenes llamados “The Little Housebooks. De gran éxito tanto en Estados Unidos como en el resto del mundo, estos libros llegaron a ser editados en un total de 40 idiomas diferentes y aceptados por lectores de todas las edades. Muchos de estos lectores la llegaban a escribir personalmente e incluso a visitar en su casa de Missouri. La propia Laura contribuyó a fundar en Mansfield (Missouri) la Laura Ingalls Wilder Library. Y en Walnut Grove (Minnesota), ciudad donde vivieron durante largo tiempo, se encuentra el Laura Ingalls Wilder Museum, dedicado por entero a la autora de estos libros.


Laura sobrevivió a sus tres hermanas. Tras su muerte en 1957, a los 90 años de edad, continuaron las visitas a la casa que ella y Almanzo construyeron en Missouri, casa que fue abierta para sus lectores. En Kansas le dieron a una población el nombre de “Little house on the prairie”. Y en De Smet, Dakota del Sur, fue fundada la Laura Ingalls Memorial Society para hospedar a los innumerables turistas.


Los libros de Laura Ingalls Wilder han sido continuamente editados por Harper & Brothers desde su publicación inicial y son considerados hoy como clásicos de la literatura americana para niños. A través de los años, han ido apareciendo en los diferentes rankings de literatura histórica debido al espíritu pionero de sus escritos. En 1989 apareció “Little House Country: A photo guide to the Home Sites of Laura Ingalls Wilder”. Más de 100 fotos a todo color y 15 fotos históricas y pinturas que cuentan la historia de los viajes de los Ingalls y nos enseñan los lugares sobre los que escribió Laura en sus libros.

***
La serie de “La casa de la pradera” fue filmada en el rancho Big Sky situado en el valle de Simi, California. Michael Landon, además de actor principal, también era productor, guionista y director de muchos de los episodios. Landon supo enseguida que Melissa Gilbert, entre todas las niñas que hicieron la prueba para el papel de Laura, era la candidata perfecta. Tan seguro estaba de ello que tan sólo les envió a los productores de la NBC la prueba de Melissa. Curiosamente fue Leslie, hija de Michael Landon y compañera de escuela de Melissa, la que le anunció a ésta que había sido escogida para el personaje de Laura.

Melissa Gilbert contaba 10 años de edad cuando fue elegida para el papel de Laura Ingalls. Ya había aparecido dos años antes en la serie “La ley del revólver” donde, curiosamente, también participaron Victor French y Richard Bull (los entrañables tío Edwards y señor Oleson, respectivamente, de “La casa de la pradera”). Melissa es hija adoptiva de Paul Gilbert, primer marido de la madre de Sara Gilbert (joven actriz que se hizo muy popular como Darlene, la odiosa hija de “Roseanne”). Por tanto, Melissa y Sara son lo más parecido a hermanas.


Con su papel de Laura Ingalls, Melissa consiguió la inmortalidad televisiva, medio del que no se ha alejado desde entonces. Tras “La casa de la pradera”, ha intervenido en series como “Vacaciones en el mar” o “Nip/Tuck” y en un sinfín de películas hechas para la pequeña pantalla. Casada con el actor Bruce Boxleitner (Luke Macahan en la popular serie “La conquista del Oeste”), Gilbert interpretó en 2008 a “Ma Ingalls” en los escenarios de Minneapolis, Minnesota, en “Little house on the prairie”, una adaptación musical de los libros de Laura Ingalls Wilder.

Eugene Maurice Orowitz, más conocido como Michael Landon, también será siempre recordado como Charles Ingalls, padre de esta popular familia. Apareció en 177 de los 204 episodios que recogían los libros de Laura Ingalls Wilder. Aunque Landon ya había entrado en nuestras casas en 1962 como Joe Cartwright, el pequeño de la familia de “Bonanza”, serie en la que también hacía las funciones de productor, guionista y director. Desde que empezó su carrera como actor en 1956, Landon no dejó de trabajar para la pequeña pantalla en series como “El hombre del rifle” o programas como “Ábrete, Sésamo”.


Michael Landon fue íntimo amigo de Johnny Carson y Ernest Borgnine (ambos aparecieron en “La casa de la pradera”). Y de Victor French (el simpático Sr. Edwards en esta serie), con el que ya había coincidido en cinco capítulos de “Bonanza”, volvió a reunirse en “La casa de la pradera” y en 1984, por tercera vez, en “Autopista hacia el cielo”, otra serie de éxito donde Landon hacía, una vez más, las funciones de productor, director y guionista.

Michael nos dejaba, tristemente, en 1991. Y en 1995, Melissa Gilbert llamaba a su hijo Michael en memoria del actor ("Yo amaba a Michael con todo mi corazón. Fue el hombre que ocupó el lugar de mi padre durante años, en el set de filmación y también cuando la cámara se apagaba. Por eso quise que mi hijo llevara su nombre").

Melissa Sue Anderson tenía 12 años cuando fue elegida para formar parte de la familia Ingalls. Como en el caso de Melissa Gilbert, a Melissa Sue Anderson se la recordará siempre como la guapísima y angelical Mary, la hermana sensata y responsable. Personaje que, por otro lado, la niña interpretó a la perfección. De hecho, fue el único miembro del reparto que obtuvo una nominación a los Premios Emmy.


Pero Melissa Sue ya había debutado dos años atrás en series como “Embrujada” o “La tribu de los Brady” y anteriormente en anuncios para la televisión. Tras “La casa de la pradera”, Melissa Sue ha seguido apareciendo en diversos títulos cinematográficos menores y series de la pequeña pantalla como “Se ha escrito un crimen”, “Hotel” o “Vacaciones en el mar”. En 1980 le fue ofrecido el papel de Emmeline, la protagonista de “El lago azul”. Al igual que otras muchas candidatas, como Kim Basinger, Bridget Fonda, Mariel Hemingway, Jodie Foster o Tatum O’Neal, Melissa Sue rechazó el papel con el que Brooke Shields saltó a la fama.

Tras aparecer tan sólo en 1951 en la serie “Love of life”, donde ya compartía reparto con Katharine McGregor (la odiosa señora Oleson de “La casa de la pradera”), Karen Grassle se hizo tremendamente popular en 1974 con su papel de Caroline Ingalls, esposa de Charles y madre de Mary, Laura y Carrie, papel que obtuvo entre otras 47 candidatas. Después de “La casa de la pradera”, Karen intervino en series como “La ley del revólver”, “Vacaciones en el mar”, “Hotel” o “Se ha escrito un crimen”, entre algún que otro título para el cine y la televisión. En 1994, Lawrence Kasdan la rescató para la gran pantalla dándole un papel en “Wyatt Earp”, junto a Kevin Costner.


A Karen Grassle la veremos siempre como la madre Ingalls, generalmente con Carrie a cuestas. Papel que interpretaron las gemelas Lindsay y Sydney Greenbush. Rodando la presentación de la serie, Sydney cayó mientras corría siguiendo a Laura y a Mary. Aunque se pensó en eliminar esta caída, Michael Landon insistió en que se dejara dada su absoluta naturalidad. Ahora es un distintivo de la presentación.

La familia Ingalls aumentó en su segunda temporada con la aparición de Albert, un niño que se cruza en su camino y que deciden adoptar. Matthew Laborteaux también contaba diez años cuando se incorporó como Albert pero, curiosamente, ya había intervenido en la serie en un “flash back” de Charles dando vida a un jovencito Charles Ingalls. Matthew fue también adoptado en la vida real. Debutó como actor en 1974 nada menos que con John Cassavettes y “Una mujer bajo la influencia”. Después apareció en diversas series, como “Lou Grant”, “Vacaciones en el mar”, “Hotel”, “Cuentos asombrosos” o “Autopista hacia el cielo”, y películas para la televisión. Tras prestar su voz en “Mulan”, de Walt Disney, Matthew se ha seguido manteniendo en el mundo del doblaje.


Patrick Labortyeaux, hermano en la vida real de Matthew, intervino en series como “Shazam!” o “Starsky y Hutch” antes de incorporarse en 1977 al elenco de “La casa de la pradera” en el papel de Andy Garvey, hijo de Jonathan, el carpintero del pueblo y amigo de Charles Ingalls. Tras esto, también apareció en “Vacaciones en el mar”, “Lois & Clark: Las nuevas aventuras de Superman”, “CSI Las Vegas” o “JAG: Alerta Roja”.

Y como de la familia era Isaiah Edwards, también conocido como el señor Edwards o como tío Edwards para las tres niñas. Compañero de trabajo y amigo personal de Charles Ingalls, Edwards fue entrañablemente interpretado por Victor French. Hijo de un especialista de cine, en la filmografía de French hay títulos como “El día de los tramposos”, “Río Lobo”, “El otro” y, más recientemente. “Oficial y caballero”.

Pero su rostro se nos hizo más familiar en la pequeña pantalla, interviniendo en series como “El virginiano”, “Dr. Kildare, “Lassie”, “Superagente 86”, “Bonanza”, “Longstreet”, “Misión Imposible, “Las calles de San Francisco”, “Kung Fu”, “Los Waltons”… antes de conseguir una gran popularidad en “La casa de la pradera”. Después vendrían “La ley de revólver”, “Fama” y “Autopista hacia el cielo”, en esta última compartiendo protagonismo con su amigo Michael Landon. Victor French nos dejaba en 1989. También nos dejó su entrañable huella como el tío Edwards.

La otra familia de la serie eran los Oleson. Nels era el cabeza de familia, el propietario del almacén principal del pueblo y el único de los cuatro miembros Oleson que se comportaba como un verdadero vecino, e incluso amigo, de la familia Ingalls. Nels fue interpretado con gran acierto por el actor Richard Bull, que le otorgó al personaje un arma de triple filo para luchar contra su propia familia: sentido del humor, autoritarismo cuando era necesario y mucha, mucha resignación. Richard empezó su carrera en el famoso Goodman Theatre de Chicago. Cuando fue elegido para el papel de Nels, ya llevaba a sus espaldas una extensa carrera en el cine, con títulos como “El caso de Thomas Crown” y, sobre todo, en la televisión, con series como “Perry Mason”, “El virginiano”, “El fugitivo”, “La hora de Alfred Hitchcock”, “Embrujada”, “Hawai 5-0”, “Ironside”, “Misión Imposible”, “Colombo”, “Bonanza”, “Las calles de San Francisco”, “Lou Grant”… Tras “La casa de la pradera”, Richard volvió a la pequeña pantalla de la mano de “Autopista hacia el cielo”, “Cuentos asombrosos” “Canción triste de Hill Street” o “Urgencias”. En los años 2000 se centró más en la gran pantalla, llegando a rodar hasta siete títulos, los tres últimos en el 2008.

Katharine McGregor, la irritante señora Oleson, debutó en la gran pantalla en 1954 con un pequeño papel en “La ley del silencio”. Trabajó en diversos escenarios de Broadway y, tras aparecer en series como “Mannix” y “Ironside”, fue elegida para el papel de Harriet Oleson, papel que bordó a la perfección.

Al igual que Melissa Sue, Alison Arngrim tenía 12 años cuando fue escogida para el papel de Nellie Oleson. Curiosamente, Allison hizo primero una prueba para el papel de Laura y, más tarde, para el de Mary. Finalmente, fue acertadamente elegida como Nellie, personaje que le hacía la vida imposible a Laura. En la vida real, las dos niñas se hicieron amigas ya durante el rodaje y hoy aún mantienen una estrecha amistad.

Como dato anecdótico, muchos años después, un fan le tiró a Alison un vaso de soda gritándole: ¡Te odio por todo lo que le has hecho a Laura!”. Tras la serie, Alison intervino en un episodio de “Vacaciones en el mar” y tras retirarse a principios de los 80, regresó en los años 2000 a la gran pantalla.

Jonathan Gilbert encarnaba a Willie, el hermano pequeño de Nellie, a la que imitaba continuamente en sus trastadas. Hermano en la vida real de Melissa Gilbert, Jonathan fue también adoptado por Paul Gilbert. Apareció, más tarde, en la versión televisiva de “El milagro de Anna Sullivan”, donde su hermana Melissa interpretaba a Helen Keller y Patty Duke (la Hellen Keller del clásico cinematográfico) hacía de Anna Sullivan. También intervino como preso agitador en “Brubaker”. Tras dejar la actuación, Jonathan se metió en el mundo de las finanzas.

Había también en la serie otros personajes fijos, como Almanzo Wilder y Adam Kendall, maridos de Laura y Mary, respectivamente; el Reverendo Robert Alden, pastor de la iglesia de Walnut Grove; Lars Hanson, fundador del pueblo y propietario del molino; el Dr. Hiram Baker, médico de la ciudad; Jonathan Garvey, carpintero y amigo de Charles Ingalls; y la srta Beadle, maestra de la escuela.

Y otros muchos personajes, que se asomaron en episodios sueltos, fueron interpretados por algunos actores ya consagrados en la gran pantalla como Ernest Borgnine, Moses Gunn, Patricia Neal, John Ireland o Ray Bolger, y por otros que conseguirían la popularidad más adelante, como Geoffrey Lewis, Louis Gossett Jr., Richard Mulligan, James Cromwell o Sean Penn. Y Leslie Landon, hija de Michael, interpretó en un total de 19 episodios el papel de Etta Plum.

Un caso aparte fue el del actor E. J. André, actor clásico de carácter en películas como "Los diez mandamientos" o "Papillon", y asiduo de la pequeña pantalla en multitud de series. En "La casa de la pradera", André intervino en siete ocasiones pero en cinco papeles diferentes.

Otro dato curioso fue el hecho de que en la totalidad de la serie aparecieran, además de las gemelas que hicieron de Carrie, otras dos parejas de gemelas para los papeles de Grace, la hermana más pequeña de la familia, y Rose, la hija de Laura.

Nominada para varios Premios Emmy (entre otros, a David Rose por la música y a Melissa Sue Anderson como Mary), “La casa de la pradera” también recibió 3 nominaciones a los Globos de Oro (a la mejor serie, a Michael Landon y a Melissa Gilbert).

La historia de esta serie termina como empezó. En forma de telefilm. Ya que en 1983 se hicieron dos películas para la televisión que completaban la serie y en 1984 se grabó una más.

A través de “La casa de la pradera” se nos acercaron, en cada episodio y en cada una de sus historias, los personajes protagonistas, los personajes secundarios e incluso los personajes que iban de paso.

Por eso, desde aquí, yo les quiero agradecer a todos ellos el haber llegado al corazón de nuestra pequeña pantalla y habernos entretenido y enternecido con sus problemas e ilusiones. Gracias a Laura, Mary, Charles, Caroline, Carrie, Albert, Sr. Edwards…

Y, por supuesto, gracias a Laura Ingalls Wilder por querer compartir con todos nosotros esta maravillosa historia personal.

12 comentarios:

tomamicroondas dijo...

Yo tengo una hermana que se parecía en aquella época mucho a Laura, a lo mejor por eso siento como si estuvieras recordando cosas de mi propia familia. Y no puedo evitar el escuchar la musiquita mientras carrie cae al suelo en mitad de la carrera.
Aunque hay cosas que no sabía y personajes que no recuerdo, ha sido un post de lo más entrañable.
Gracias, Laurita.

M. de Tejón dijo...

En aquellos tiempos, recuerdo, que todas estas series que tenian algo de "Vaticanos-Films" te las metian con calzador en las sobremesas.¡Como no las vamos a recordar! Claro está, unas nos agradaban más que otras, y no sé si por los actores o por la historia, esta es una de las que más recuerda la gente.
La columna vertebral de la serie está basada en la realidad de los hechos, pero hay bastantes capítulos en los que se ve la mano "Landon" haciendo de las suyas; cierto es que no lo podia evitar, era el rey de la "Vaticanos-Films", y así lo demostró anteriormente en "Bonanza"
y después en "Autopista hacia el Cielo".
Landon me recuerda a Capra con la diferencia que mientras este insinuaba, Landon afirmaba.
De todas formas, bonito post, digno de ser editado por alguna editorial dedicada al medio, como todo lo que haces.

Noelio dijo...

Me alegro de que os haya parecido entrañable y bonito este post, Tomamicroondas y M. de Tejón. Ésa era mi intención. Y la de conocer más a fondo a los actores que la hicieron posible y a la verdadera autora de la historia.
Tan tan táran, tan tarán, tan tan táran, tarararara, tarán...

Jose de la Pradera dijo...

Cuatro apuntes a este magnífico post:
1. Creo que falta un dato muy importante sobre la serie. Claro que era maravillosa, mítica, histórica, todo lo que quieras... Pero reconozcámoslo: también era ñoña ¿eh? ¿a que sí?
2. Puede parecer curioso que casi todos los miembros del reparto tengan algo en común en sus biografías: haber participado en "Hotel" o "Vacaciones en el mar". No debe extrañarnos: el 99'9% de los actores estadounidenses en activo durante los años 70 u 80, y el 75% de los que se retiraron en los 60 y 70, aparecieron alguna vez en Hotel y Vacaciones en el mar. El récord lo tiene Charo Baeza (en serio). Por cierto, ¿quién hizo de Capitán Stubing en el capítulo piloto de "Vacaciones en el mar"? Dick Van Patten, el padre de "Con ocho basta". ¿Tiene esto algo que ver con "La casa de la pradera"? No.
3. Había también un telefilme extrañísimo en el currículum del niño Albert. No recuerdo cómo se llamaba, pero trataba de un niño (él) que hablaba muy raro, como un pato loco, y sus padres se creían que era retrasado, idiota o las dos cosas. Al final le graban la voz un día y la ponen a cámara lenta, y resulta que se le entendía todo lo que decía, porque lo que pasaba en realidad era que hablaba demasiado rápido porque era superdotado. Qué cosas.
4. Durante varios de los tropecientos años que duró en TVE "La casa de la pradera", el UHF (entonces La2 era el UHF) emitió a la misma hora "El increíble Hulk". Yo me iba a la otra tele de la casa para verla, porque era un machote. Hasta que el segundo año descubrí que David Banner siempre se transformaba en Hulk a las 3:50 y 4:20, con asombrosa puntualidad. Entonces empecé a ver "La casa de la pradera" a las 15:30, a las 15:50 me iba a ver como Bill Bixby se convertía en Lou Ferrigno, que era lo único que molaba de la serie, volvía con Los Ingalls un rato, a las 16:20 volvía a la otra tele para ver la segunda conversión en "la masa", y todavía llegaba a tiempo de ver cómo Laura y Mary, llorando, se abrazaban a Michael Landon diciendo "oh papá, te quiero", mientras Landon fruncía la boca en un gesto estúpido a la par que sonriente y acababa el capítulo.
Que quieres que le haga, así son mis recuerdos. Gracias por despertarlos de la pradera.

Noelio dijo...

Lo primero que te digo, Jose de la Pradera, es que me he reído un rato con tu comentario. Sobre todo con tus trajines para ver a Hulk, gran serie de la historia de la televisión. Qué tiempos.
Por lo demás, te reconozco un poco el carácter ñoño de "La casa de la pradera", pero sólo a partir del momento en que Laura ya se va haciendo mayorcita y un poco gansa. Esa tanda de capítulos posteriores, con ella prácticamente de protagonista, son hasta un poco cansinos. Pero los primeros, cuando las niñas son pequeñas y Carrie no habla, sólo se parte de risa de vez en cuando, a mí me gustan. Y mucho. Qué le voy a hacer...
De los actores que salieron o no en "Hotel" y "Vacaciones en el mar", incluso de Charo Baeza (aunque yo creo que salió más en "300 millones"), no te sabría decir mucho, no estoy muy puesta en ello.
Pero sí recuerdo la película del niño Albert. Se llamó aquí "Círculo de tiza" y creo recordar que el niño era más bien autista. Pero tengo pocos recuerdos porque sólo la vi una vez por televisión y no sé más de ella.
Muy bueno lo de "oh, papá, te quiero".
Saludos desde mi casa.

DAVID dijo...

DE VERDAD NOELIO, HE REVIVIDO TANTAS COSAS LEYENDO TODOS TUS COMENTARIOS SOBRE LOS PERSONAJES DE ESTA ESPECIAL SERIE; CREO QUE NUNCA PODRE OLVIDAR LAS LOCURAS DE LAURA, LA INTELIGENCIA DE MARY, LA PREPOTENCIA DE NELLY Y LO INSUFRIBLE DE LA SEÑORA OLSEN; AUNQUE EN GENERAL TODOS ERAN ESTUPENDOS. Y NUEVAMENTE GRACIAS POR TRAERMELOS DE VUELTA.

Noelio dijo...

Gracias a ti, David, por sumarte al recuerdo de esta serie, inolvidable sin duda para muchos de nosotros.

caja de pandora dijo...

Que completo....y con gans de querer leer mas, muy bien escrito, con buenas vibras...como era cuando la veíamos, felicitaciones, son recuerdos que deberíamos conservar

Georgina dijo...

Realmente insuperable!!!...gracias por hacernos retroceder en el tiempo y recordar tan bellas épocas, al menos para mi fueron las mejores épocas.

Noelio dijo...

Gracias, Caja de Pandora y Georgina, me alegra que os haya gustado, yo también guardo muy buen recuerdo de esta serie. Saludos.

Liliana dijo...

Siempre tendré un lindo recuerdo de esta serie, Y la siguen pasando cada cierto tiempo en Perú- Gracias por los datos brindados de los actores que participaron en ella y cómo se encuentran en la actualidad. Me gusta recordarlos. Muchos saludos.

Noelio dijo...

Gracias a ti, Liliana, por acompañarme en el recuerdo a esta entrañable serie.
Saludos desde España.