miércoles, 21 de abril de 2010

Las aventuras de Mark Twain

El 21 de Abril de 1910, hace hoy ya cien años, nos decía adiós Mark Twain, una de las más relevantes figuras de la literatura mundial.


Samuel Langhorne Clemens nació en Florida (Missouri) el 30 de noviembre de 1835. Con tan sólo cuatro años de edad se trasladó con su familia a Hannibal (Missouri), un puerto fluvial en el Mississippi, donde realizó sus primeros estudios.

Al morir su padre, en 1847, comenzó a trabajar como aprendiz de imprenta y a manejar el oficio de tipógrafo, publicando ya sus notas en el periódico de su hermano, el Hannibal Journal, en 1851.


El hombre es la criatura que Dios hizo al final de una semana de trabajo, cuando ya estaba cansado

Trabajó, asimismo, en imprentas de Keokuk (Iowa), Nueva York, Filadelfia y otras ciudades y, más adelante, como piloto de un barco de vapor que atravesaba el río Mississippi. Y en 1861 se alistó por un breve período de tiempo en una compañía irregular de voluntarios de caballería del ejército Confederado.

Un año más tarde comenzó a trabajar como periodista en el Territorial Enterprise de Virginia City (Nevada), firmando ya en 1863 sus artículos con el seudónimo con el que se le conocería en el futuro, Mark Twain.


Cada vez que se encuentre usted del lado de la mayoría, es tiempo de hacer una pausa y reflexionar

En 1864 se trasladó a San Francisco, ciudad donde conoció a los escritores Artemus Ward y Bret Harte, que le animaron a continuar con su trabajo. Al año siguiente, retocó una historia que había oído contar en las minas de oro de California y, al cabo de pocos meses, el autor y su cuento, "La célebre rana saltarina del condado de las Calaveras", adquirieron una enorme fama en todo el país.


Tras pronunciar una serie de conferencias en Nueva York y visitar Europa y Tierra Santa, Twain plasmó estos viajes en “Los inocentes en el extranjero”, un libro en el que analizaba con ironía los aspectos del Viejo Continente que solían deslumbrar a los turistas estadounidenses.

Tras su enlace matrimonial, en 1870, con Olivia Langdon, se estableció en Hartford (Connecticut). Entre esta ciudad y Quarry Farm (Nueva York), escribió gran parte de sus mejores obras en las décadas de 1870 y 1880.

En “Una vida dura”, Twain rememora sus experiencias como periodista y buscador de oro. Y en “Las aventuras de Tom Sawyer” describe maravillosamente la infancia en un pueblo a orillas del Mississippi.

"La mayoría de las aventuras que refiero en este libro son reflejo de la realidad; una o dos me han ocurrido a mí mismo; el resto son anécdotas de otros niños, compañeros míos de la escuela. Huck Finn ha existido; Tom Sawyer también, si bien no se trata de un solo individuo; es una combinación de las características de tres chiquillos amigos. Es pues un trabajo arquitectónico de orden compuesto.
Las raras supersticiones de las que doy fe prevalecían entre los niños y los esclavos del Oeste en la época de este relato


A pesar de que destino este libro a pasatiempo de muchachos, espero que no lo despreciarán los hombres ni las mujeres, ya que en parte está compuesto con la idea de despertar recuerdos del pasado en los adultos y exponer cómo sentían, pensaban y hablaban, y en qué raras empresas se embarcaban"

A través de “Un vagabundo en el extranjero”, nos hace partícipes de un viaje a pie entre la Selva Negra, en Alemania, y los Alpes suizos. Y con “Príncipe y mendigo” nos adentramos en una trama argumental que se centra en el intercambio de identidades en la Inglaterra de los Tudor.


Vida en el Mississippi” combina el recuento autobiográfico de sus experiencias como piloto de barco con una visita al Mississippi veinte años después. Y en “Un yanqui en la corte del Rey Arturo” satiriza la opresión en la Inglaterra feudal.


Las aventuras de Huckleberry Finn”, secuela de “Las aventuras de Tom Sawyer”, ha sido por muchos considerada como la obra maestra de Twain. Historia que, si bien está repleta de humor y exuberancia narrativa, no deja de denunciar los efectos de la crueldad humana.

En 1884, Mark Twain fundó la empresa editora Charles L. Webster and Company, en la que publicó numerosos libros tanto suyos como de otros autores. Diez años más tarde, una desastrosa inversión en una imprenta automática le endeudó, obligándole a dar una gira de conferencias por todo el mundo con el fin de obtener fondos con los que pagar a los acreedores y salvar la imprenta.

A su regreso publicó “Viajes alrededor del mundo siguiendo el ecuador”, resultado de esta experiencia.


Si dices la verdad, no tendrás que acordarte de nada

Sus obras de las décadas de 1890 y 1900 están marcadas por la amargura y un creciente pesimismo causados por el fracaso de sus negocios y la muerte de su mujer y dos de sus hijas.


Las más destacadas de este periodo son “Wilson”, una novela sobre un asesinato que tiene como trasfondo el racismo, y “Recuerdos personales de Juana de Arco”, una biografía sentimental.

Y cuentos como "El corruptor de Hadleyburg" y "Oración de guerra", ensayos políticos, el manuscrito "El extranjero misterioso" y numerosas notas autobiográficas.


Cuando era más joven podía recordar todo, hubiera sucedido o no

Considerado como uno de los más destacados escritores de la historia literaria de su país, Twain obtuvo una enorme popularidad a través del humor que se desprende de sus escritos, pero recibió también el reconocimiento de la crítica por su uso realista de los dialectos, en especial el hablado a orillas del Mississippi, y por su perfecto retrato de la sociedad de su país a mitad del siglo XIX.


Mark Twain nos dejó hace ya un siglo. Pero su magnífica obra literaria le ha hecho inmortal.

Quien no lee un buen libro, no tiene ventaja sobre aquél
que no lo puede leer
(MARK TWAIN)

martes, 13 de abril de 2010

DIXIE

Noelio y su humilde arca, en la que cabe todo, todo cabe, celebraban ayer su primer año. Y hoy lo festejamos aquí con una canción popular americana y su significativa historia.

Desearía estar en la tierra del algodón,
los viejos tiempos no se han olvidado.
Mirar hacia la tierra de Dixie,
Dixieland, donde nací en una helada mañana

Originalmente, Dixie era el título de una canción escrita por Dan. D. Emmett en 1859.


Canción que, durante la Guerra Civil americana, llegó a ser una marcha muy popular, casi un himno para las tropas confederadas.

Desearía estar en Dixie,
en la tierra de Dixie me estableceré para vivir y morir en Dixie.
Lejos, hacia el sur, en Dixie


En 1863, Abraham Lincoln firmaba la abolición de la esclavitud. En la práctica tardaría en notarse, pero permitió que en las ciudades grandes los negros tuvieran un poco más de libertad. Libertad que exteriorizaban a través de nuevos instrumentos: cornetas, que luego pasarán a ser trompetas, clarinete, trombón y tuba, banjo, tambor y bombo con un platillo.

A través de estos instrumentos, y con el sustrato musical anterior (Blues y Gospel), aparecieron las primeras composiciones de Jazz. Esto ocurrió en Nueva Orleans, en la desembocadura del río Mississippi, en la llamada Dixieland, la tierra de Dixie.


Dixie es una región histórica del sur de los Estados Unidos. Allí nació, a principios del siglo XX, una de las múltiples ramas del Jazz que se conocería con ese mismo nombre. Las primeras bandas de dixie, nacidas en Chicago, estaban conformadas por músicos blancos que trataban de imitar el sonido negro, etnia demasiado reprimida socialmente como para poder salir públicamente a la luz.

En 1916 se creó la Original Dixieland Jazz Band, primera banda de jazz integrada exclusivamente por blancos que dio origen al Jazz como estilo musical.


Hacia 1917, la Original Dixieland Jazz Band grabó lo que está considerado como el primer disco de Jazz.

El nuevo estilo empezó a tomar cuerpo alrededor de un par de músicos fanáticos de los sonidos de Nueva Orleans y de la trompeta de Bix Beiderbecke: Eddie Condon y Bud Freeman.


Louis Armstrong fue uno de los artistas que más difundió este estilo de música con temas tradicionales como "When the saints go marching in", auténtico himno Dixieland.

El Dixie avanzó hacia el norte hasta llegar a su auge en Nueva York en la década de los años 40.

*****

Dixie Lee, cantante, bailarina y actriz, se hacía muy popular en la década de los años 30.


A los 19 años contrajo matrimonio con Bing Crosby, dándole cuatro hijos y lanzando con él dos canciones hoy míticas: "The Way You Look Tonight" y "A Fine Romance".

Y en la década de los 60 aparecía Dixie Lee Fried Chicken, restaurante de comida rápida especializado en pollo frito.


Fundada en Belleville, Ontario (Canadá), esta franquicia opera hoy en más de 77 restaurantes en Canadá y Estados Unidos, con ventas que superan los 55 millones de dólares.

*****

Si ayer festejábamos con júbilo el aniversario de Noelio, hoy celebramos con alegría el cumple año de nuestra pequeña amiga Dixie Lee.


Pues eso, Dixie, que muchas felicidades y que pases un buen día.


Y que cumplas muchos más. Desde aquí te enviamos un enorme achuchón. Y también desde aquí un beso de gormiti para Cody, otro de pitufo para Bri y un tercero, claro está, de “enanito” para Antolín.

See you, dear family!

martes, 6 de abril de 2010

PONY EXPRESS

El 3 de Abril de 1860, hace ahora ya 150 años, se inauguraba en Nueva York el Pony Express, un servicio urgente de correos a caballo que intentaba mejorar las comunicaciones al Oeste del Mississippi.


El Pony Express fue una iniciativa de Russell, Majors & Waddell. Al viajar por una ruta ligeramente más corta y emplear jinetes en lugar de diligencias, sus fundadores esperaban lograr un servicio más rápido y seguro y conseguir un contrato exclusivo con el Gobierno.

Gracias a su capacidad para trotar a altas velocidades, el caballo morgan se había convertido ya en 1840 en la raza favorita para las carreras de enganche al trote. Durante la Guerra Civil americana, el caballo morgan sirvió de montura a la caballería de ambos bandos, y también fue la montura por excelencia del servicio del Pony Express, junto al caballo pinto y al mustang.


Atraídos por la oportunidad de aventuras y por una buena paga, 50 dólares al mes más cuarto y comida, un gran número de jóvenes se apuntó en este proyecto. Eran requeridos diestros jinetes que pudieran cabalgar hasta 160 km diarios, deteniéndose cada 25 poco más o menos para un rápido cambio de caballos.

En este selecto grupo se incluyeron figuras legendarias, como "Buffalo Bill" Cody y "Wild Bill" Hickok. Su lema era "El correo debe pasar" y, pese a los obstáculos, pocas veces dejaron de cumplir el agotador plazo de 240 horas para la entrega.

En 1860, la ruta más rápida era la de la línea Butterfield Stage desde St. Louis, Missouri por El Paso, Texas, que duraba 25 días.


Sin embargo, no era fácil cruzarla durante el invierno a causa de la nieve. Más tarde, la empresa Russell, Majors & Wadell proveyó al Pony Express de rutas alternativas más rápidas, como la ruta de Oregón y el camino de Santa Fe.

Las estaciones del Pony Express estaban separadas unos 16 kilómetros a lo largo de la ruta, aproximadamente la distancia máxima que un caballo puede recorrer a galope tendido. El jinete cambiaba a un caballo fresco en cada estación. La mochila se dejaba en la grupa del caballo, donde se mantenía por el peso del jinete. El caballo cargaba en total 75 kg de correo y los jinetes, que no podían pesar más de 56 kg, eran reemplazados cada 120-160 km.


Apenas un mes después de su inauguración, el Pony Express tuvo su prueba más dura cuando los indios paiutes de Nevada atacaron e incendiaron algunas estaciones y hostigaron a los jinetes. En total, destruyeron 7 estaciones, se perdieron 150 caballos y murieron 16 hombres.

Pero no fueron los indios ni el riguroso clima del invierno los que pusieron fin al Pony Express dieciocho meses después de su lanzamiento. El servicio requería más de 80 jinetes y 500 caballos, de modo que resultaba demasiado costoso. La competencia de otras empresas por conseguir el contrato con el Gobierno y los conflictos entre los nativos americanos y los colonos recortaron los ingresos de la compañía.


Aunque el Pony Express demostró que la ruta central era viable, Russell, Majors & Waddell no consiguieron el contrato para servir correo por ella. Éste fue en cambio asignado en Marzo de 1861 a Ben Holladay, quien había tomado control de la Butterfield Stage. Holladay tomó también posesión de las estaciones de Russell, Majors & Waddell para abastecer a sus carros. Desde ese mismo Marzo de 1861, el Pony Express llevaría el correo tan sólo entre Salt Lake City y Sacramento, anunciando su cierre el 24 de octubre de 1861, dos días después de llegar a Salt Lake City el envío del primer telégrafo transcontinental.

El Pony Express había ganado 90.000 dólares y perdido 200.000. En 1866, tras el fin de la Guerra Civil estadounidense, Holladay vendió los establecimientos del Pony Express junto con los restos de la Butterfield Stage a Wells Fargo por un millón y medio de dólares.


Wells Fargo usó el logotipo del Pony Express para sus coches blindados. Este logotipo se siguió empleando cuando otras compañías compraron el negocio en la década de 1990.

En 2001, el logo del Pony Express dejó de usarse para negocios de seguridad, tras la última venta de la compañía. Y en Junio de 2006, el United States Postal Service anunció que había registrado la marca "Pony Express" junto con "Air Mail".


Con todo, el Pony Express fue digno de su leyenda. Hay estatuas erigidas en su honor en Sacramento, Stateline, Reno, Salt Lake City, Casper, Julesburg, Colorado, Kansas City y St. Joseph.


En su breve periodo de operación, sus jinetes corrieron 985.000 km, equivalentes a dar 24 vueltas alrededor de la Tierra.

El Pony Express se ha convertido, por derecho propio, en una parte tan importante de la leyenda del Oeste americano como lo fueron Pat Garrett, Jesse James o el O.K. Corral.