sábado, 14 de diciembre de 2013

Los aniversarios de Noelio 2013

El 15 de enero de este 2013 que se nos termina ahora, se conmemoraba el centenario de la primera transmisión telefónica sin hilos entre Nueva York y Berlín.


Anteriormente ya había sido sugerida la idea de establecer una central telefónica por medio de un teléfono que pudiese contactar con otro teléfono cualquiera.

*****

El 1 de febrero celebrábamos el centenario de la inauguración en Madrid del reconstruído Teatro de la Zarzuela según un proyecto del arquitecto Cesáreo Iradier.


Dicho teatro había sido construído en 1856 con el fin de ofrecer al público un local amplio y confortable para impulsar el nuevo género musical de la época, la zarzuela. En 1909, un incendio declarado en las calderas lo destruía casi por completo, salvándose tan sólo la fachada y la estructura principial del edificio.

*****

La Grand Central Terminal de Nueva York, la mayor estación ferroviaria del mundo, celebraba también su centenario el 2 de febrero de este año que se nos acaba.


El diseño y la construcción de esta maravilla fue obra del neoyorkino William J. Wilgus.

*****

El 27 de febrero se conmemoraba el 150 aniversario del nacimiento del valenciano Joaquín Sorolla.


Pintor vinculado al Impresionismo cuyas obras, tardías con respecto al apogeo de dicho movimiento, reúnen sin embargo sus principales características…


… gusto por el aire libre, búsqueda de lo momentáneo, captación de los efectos de la luz, ausencia de negro y de los contornos y pequeñas y sueltas pinceladas.

*****

El médico, misionero y explorador escocés David Livingstone veía la luz en Blantyre (Glasgow), hace ya 200 años, el 19 de marzo de 1813.


En 1841, Livingstone fue destinado a petición propia al sur de África, explorando en este lugar territorios desconocidos y despertando en todo el mundo con sus escritos y conferencias al respecto el interés por el continente africano.

*****

El 22 de mayo celebrábamos también el bicentenario del nacimiento en Leipzig (Alemania) de Richard Wagner.


Escribía su primera tragedia con once años y a los quince quedaba impresionado con la 5ª Sinfonía de Beethoven. En la ópera encontraba su ideal puesto que con ella podía dedicarse tanto a la escritura como a la música. Llegó a ser un gran compositor, director de orquesta, poeta y teórico musical.

*****

El 1 de junio, pero de hace ya 75 años, DC Comics publicaba la primera aparición ante el gran público del superhéroe Superman.


Jerry Siegel y Joe Shuster creaban este personaje en 1932 y, tras una larga búsqueda, en 1938 encontraban una editorial para su publicación. Este primer número de Superman resultó todo un éxito de ventas.

*****

Estoy orgulloso de reunirme con ustedes hoy, en la que será ante la Historia la mayor manifestación por la libertad en la historia de nuestro país…


Durante la histórica Marcha sobre Washington por el trabajo y la libertad, el 28 de agosto de 1963, hace ya 50 años, Martin Luther King pronunciaba su discurso “I have a dream” (Yo tengo un sueño) en las escalinatas del Monumento a Lincoln.

*****

El 10 de octubre celebrábamos el bicentenario del nacimiento del italiano Giuseppe Verdi, uno de los más grandes compositores de ópera, autor de inmortales obras como Nabucco, Rigoletto, La Traviata o Aida.


Nacido en Le Roncole, una diminuta localidad cercana a Busseto, en la provincia de Parma, Giussepe se sintió muy pronto atraído por la música, recibiendo sus primeras lecciones a la edad de siete años. A los 80 decía adiós a los escenarios.

*****

Y el pasado 30 de octubre se cumplían 75 años de la transmisión radiofónica de “La guerra de los mundos” según la adaptación de Orson Welles.


En el Estudio Uno de la neoyorkina Columbia Broadcasting, Orson y la compañía teatral Mercury, que él mismo dirigía, representaban por radio la novela de H. G. Wells “La guerra de los mundos”. 


Aunque dicha representación había sido convenientemente anunciada al inicio del programa, un buen número de radioyentes que habían sintonizado la emisión más tarde o no habían prestado la debida atención cayeron presa del pánico al considerarlo como un suceso real, no ayudando las cada vez más frecuentes interrupciones durante la representación o el gradual aumento de alarmismo en la misma.

Tres años más tarde, Orson Welles nos regalaba “Ciudadano Kane”. Pero esto ya es otra historia.

jueves, 24 de octubre de 2013

El Principito

“Las personas grandes nunca comprenden nada por sí solas, y es agotador para los niños tener que darles siempre y siempre explicaciones”

Hoy nos acercamos con muchísimo cariño y admiración al que es, sin duda alguna, mi libro favorito…


… “El Principito” (Le Petit Prince), una maravillosa historia creada en 1943 por el escritor francés Antoine de Saint-Exupéry. Una historia maravillosa que en este año en el que estamos ha celebrado su 70 aniversario.


Nacido en Lyon (Francia) el 29 de junio de 1900, Antoine de Saint-Exupéry cursaba estudios en varios colegios de Francia y Suiza para, más adelante, ingresar en una empresa aérea y obtener el título de piloto. Desempeñando arriesgadas misiones de correo aéreo sufrió diversos accidentes, en cuyos períodos de convalecencia escribió varias novelas, todas ellas fruto de su experiencia como aviador.

Tras participar en las dos guerras mundiales, Saint-Exupéry fallecía el 31 de julio de 1944 al ser abatido su aeroplano por un caza alemán durante un vuelo militar de reconocimiento frente a las costas de Provenza.

Le Petit Prince

En la página inicial de “El Principito”, Saint-Exupéry escribía una preciosa dedicatoria:

A LÉON WERTH

Pido perdón a los niños por haber dedicado este libro a una persona grande. Tengo una seria excusa: esta persona grande es el mejor amigo que tengo en el mundo. Tengo otra excusa: esta persona grande puede comprender todo; hasta los libros para niños. Tengo una tercera excusa: esta persona grande vive en Francia, donde tiene hambre y frío. Tiene verdadera necesidad de consuelo. Si todas estas excusas no fueran suficientes, quiero dedicarle este libro al niño que esta persona grande fue en otro tiempo. Todas las personas grandes han sido niños antes. (Pero pocas lo recuerdan.) Corrijo, pues, mi dedicatoria: 

A LÉON WERTH
CUANDO ERA NIÑO


Saint-Exupéry y Léon Werth, escritor, periodista y crítico de arte francés, se conocieron en 1935 y pronto se convirtieron en grandes amigos. 

“Los adultos no conocen a sus semejantes más que por pequeños fragmentos mal unidos, mal iluminados por una luz dudosa. Pero el niño los ve bajo una luz absoluta, con la misma claridad que al Ogro o a la Bella Durmiente. Vive en un universo de certidumbre. Saint-Exupéry poseía el arte de devolver a los seres humanos esa certidumbre”

Durante el verano y el otoño de 1942, en una casa alquilada en Northport, Long Island (Nueva York), Antoine de Saint-Exupéry escribía “El Principito”…

“Cuando yo tenía seis años vi una vez una lámina magnífica en un libro sobre el Bosque Vírgen que se llamaba ‘Historias vividas’. Representaba una serpiente boa que se tragaba a una fiera.
He aquí la copia del dibujo…”


Las ilustraciones que aparecen en “El Principito” fueron dibujadas por el propio Saint-Exupéry. En el manuscrito de este libro, la alternancia entre el lápiz y la pluma y el uso de dos tipos de papel (uno muy delgado y otro más pesado) confirman que la obra fue elaborada a lo largo del tiempo.

“Por favor…, ¡dibújame un cordero!”




“Hace ya seis años que mi amigo se fue con su cordero. Si intento describirle aquí es para no olvidarlo. Es triste olvidar a un amigo. No todos han tenido un amigo”

“He aquí el mejor retrato que, más tarde,
logré hacer de él”

“El principito sobre el asteroide B 612”

Las diferencias entre el manuscrito y el libro publicado van desde mínimas, como el que el nombre del asteroide B 612 de donde venía el principito recibiera anteriormente otras nomenclaturas, hasta importantes, como el que en el manuscrito aparezcan párrafos y diálogos que el autor descartaría más tarde.

“Los baobabs”

También fueron considerablemente retocadas las ilustraciones, como los tres baobabs, concebidos originalmente como un árbol único, o algunos de los personajes en sus primeras descripciones.


“¿Sabes?... Cuando uno está verdaderamente triste son agradables las puestas de sol…”


“Si alguien ama a una flor de la que no existe más que un ejemplar entre los millones y millones de estrellas, es bastante para que sea feliz cuando mira a las estrellas. Se dice: ‘Mi flor está allí, en alguna parte…’. Y si el cordero come la flor, para él es como si, bruscamente, todas las estrellas se apagaran.
Y esto, ¿no es importante?”


El 6 de abril de 1943 la editorial Reynal & Hitchcock de Nueva York publicaba la edición original de “Le Petit Prince”. Presentado tanto en inglés como en francés, el libro no recibió entonces, sin embargo, comentarios favorables por parte de la crítica.


Tres años más tarde, en 1946, la editorial francesa Gallimard llevaba a cabo una nueva publicación del libro, consiguiendo esta vez con ello una enorme acogida y un gran éxito editorial.


“Creo que, para su evasión, aprovechó una migración de pájaros silvestres”

 “Se encontraba en la región de los asteroides 325, 326, 327, 328, 329 y 330. Comenzó, pues, a visitarlos para buscar una ocupación y para instruirse”

“Me pregunto si las estrellas están encendidas a fin de que cada uno pueda encontrar la suya algún día”


El Principito” ha sido traducido a cerca de 270 idiomas y dialectos y lleva más de 150 millones de ejemplares vendidos en todo el mundo.


“No era más que un zorro semejante a cien mil otros. Pero yo lo hice mi amigo y ahora es único en el mundo”

Gran parte del testimonio de la creación de “El Principito” ha sobrevivido intacta, al regalar el propio Saint-Exupéry bosquejos del personaje principal a los admiradores de su arte.

El grueso del manuscrito se lo regaló en 1943 a Silvia Hamilton Reinhardt, una amiga particular que conoció en Nueva York. En 1968, dicho manuscrito fue adquirido por la neoyorkina Morgan Library quedando así también a disposición de investigadores y visitantes.


En la edición especial conmemorativa del cincuenta aniversario de “El Principito” publicada por la Editorial Salamandra aparecían unas hermosas reproducciones de este precioso y preciado manuscrito.


“Cuando mires al cielo, por la noche, como yo habitaré en una de ellas, como yo reiré en una de ellas, será para ti como si rieran todas las estrellas”


“No se ve bien sino con el corazón.
Lo esencial es invisible a los ojos”
(“El Principito”. Antoine de Saint-Exupéry)


El Principito. Antoine de Saint-Exupéry.
Introducción a la Edición del Cincuenta Aniversario. Charles E. Pierce Jr.

lunes, 7 de octubre de 2013

Cielos en Otoño

 





“Sólo el cielo sabe
por qué lo amamos tanto”
(Virginia Woolf, escritora británica)




 


“El cielo será heredado por cada hombre
que lleva el cielo en su alma”
(Henry Ward Beecher,
clérigo e influyente orador estadounidense)






"Creo que si miráramos siempre al cielo
acabaríamos por tener alas"
(Gustave Flaubert, escritor francés)

martes, 9 de julio de 2013

Tarjetas postales de cuento

Érase una vez una maravillosa colección
de tarjetas postales de cuento…

El flautista de Hamelin
Fábula de los hermanos Grimm inspirada en un cuento popular alemán.
El poeta y dramaturgo inglés Robert Browning escribió también un poema basado en esta misma historia.

La ratita presumida
Precioso cuento infantil escrito por el francés Charles Perrault.

Aladino y la lámpara maravillosa
Cuento del Lejano Oriente incluído en el libro “Las mil y una noches” por Antoine Galland, su traductor francés, quien oyó esta historia a un cuentista sirio de la ciudad de Alepo.


Charles Perrault


El gato con botas
Cuento popular europeo recogido primeramente por Giambattista Basile
y más adelante por Charles Perrault.

La casita de chocolate
Versión popular española de “Hansel y Gretel”, cuento de hadas alemán recogido por los hermanos Grimm.

La bella durmiente
Popular cuento de hadas, nacido de la tradición oral europea, del que tanto Charles Perrault como los hermanos Grimm escribieron su propia versión.


Jacob y Wilhelm Grimm


Blancanieves y los siete enanitos
Popular cuento de hadas cuya versión más conocida
es la de los hermanos Grimm.

El sastrecillo valiente
Cuento de hadas recogido por los hermanos Grimm y, probablemente,
basado en un cuento popular español.

Alí Babá y los cuarenta ladrones
Cuento recogido en el libro original de “Las mil y una noches”.


Hans Christian Andersen


El patito feo
El fabuloso Hans Christian Andersen nos regaló este maravilloso
y popular cuento infantil.

La Cenicienta
Popular cuento de hadas que conoce varias versiones. Las dos más extendidas fueron escritas por Charles Perrault y por los hermanos Grimm.

Pulgarcito
Cuento de hadas escrito por Charles Perrault del que también hicieron su propia versión los hermanos Grimm.
  

Fin