viernes, 20 de noviembre de 2009

Abbey Road en portada

El album “Abbey Road” de los Beatles estaba, entre otros muchos discos, en casa de mis padres. Lo había llevado una de mis hermanas. Pasados unos años, yo me compré este mismo LP porque me gustaba, sin más. No conocía ni remotamente todo lo que giraba a su alrededor.


Esta imagen, fotografiada por Ian McMillan en la mañana del 8 de Agosto de 1969, hace ahora 40 años, se convirtió pronto en icono internacional pues ilustraba un disco mítico de los Beatles. Su despedida profesional como grupo. Y es que “Abbey Road” fue el último album que grabaron.

El título del disco hace referencia a la calle que se encuentra en la parte norte del centro de Londres. Y el hoy ilustre paso de cebra es visitado frecuentemente por cientos de turistas que se fotografían en él. Incluso a la salida del metro St. John’s Wood hay una tienda donde se vende todo tipo de material referido al famoso cruce: camisetas, relojes, postales, mecheros, pins, monederos, tazas de café, puzzles…


El paso de cebra está cerca de esta salida de metro. Y, por supuesto, cada 8 de Agosto, una multitud de británicos cruza este paso de cebra que atraviesa la calle londinense de Abbey Road hasta la esquina de Grove End Road. Cuando no hay turistas o no es 8 de Agosto, la mítica calle se puede ver así:


Este paso de peatones está situado justo enfrente de la puerta de los estudios de grabación donde acudían a menudo los Beatles. Los estudios EMI de Abbey Road siguen estando también ahí. Fueron inaugurados por el ingeniero sir Edward Elgar en 1931 y durante muchos años han sido los principales estudios de grabación de EMI.


Por estos estudios han pasado nombres tan ilustres como Eric Clapton, Fred Astaire, Glenn Miller, Pink Floyd, Sting… Y muchas bandas sonoras se han grabado allí: "Superman", "Braveheart" o toda la saga de "La guerra de las galaxias".
***
El album “Abbey Road” fue producido y orquestado por George Martin para Apple Records. Los dos lados del album difieren en cuanto a su carácter. El lado A, diseñado por Lennon, es una colección de canciones sueltas, mientras que el lado B, diseñado por McCartney, es una larga serie de composiciones, muchas de ellas relativamente cortas y unidas entre sí por puentes musicales.


Lennon aportó al disco temas como "Come together", una de las cumbres de su carrera, o "Because", los coros más complejos y bellos del grupo con las voces de John, Paul y George. McCartney le dio a "Oh! Darling" un cierto aroma de blues, incluso rompiendo su voz. También le aportó un toque naif y resultón a "Maxwell’s silver hammer", mi favorita de este disco, que fue la canción que más tardaron en grabar.

Y Harrison nos regaló temas como "Something" (del que Sinatra dijo que era la mejor canción de amor de los últimos 50 años, no en vano grabó una versión de la misma) o "Here comes the sun", una oda a la primavera compuesta en el jardín de su amigo Eric Clapton. Sorprendente fue la aportación de Ringo Starr con “Octopus’s garden”. El disco se cierra con “The end”, único solo en la batería de Ringo.
***
Pero volvamos a la cubierta del disco.

Para la famosa portada, el fotógrafo colocó la cámara en medio de la calzada e hizo que los Beatles recorrieran cuatro veces el paso de cebra en ambos sentidos mientras disparaba la cámara múltiples veces.



En la fotografía se ve una camioneta policial aparcada en la acera derecha. La policía había cortado el tráfico previamente, pero no el peatonal. De hecho, aparecen más personas aparte de los Beatles.

Y el Volkswagen blanco (modelo escarabajo - "beetle" en inglés) que se ve a la izquierda en la portada, fue vendido en una subasta de Sothebys en 1986 por 2.300 libras. Antes de la sesión fotográfica, la policía trató de quitarlo de la acera, pero no pudo encontrar a su dueño.

Para la famosa contraportada, el fotógrafo eligió un añejo letrero donde el nombre de la calle figuraba en baldosines empotrados en una pared de ladrillo. Este letrero, que desapareció hace tiempo, se encontraba en el extremo opuesto de la calle de la Abadía. Posteriormente se le añadió a la foto el nombre de los Beatles.


También aparece en la contraportada la imagen movida de una chica vestida de azul que pasaba por allí ajena a lo que estaba pasando. El fotógrafo quiso desechar la imagen pero fue la que más les gustó a los Beatles.
***
El album “Abbey Road” también cuenta con su leyenda urbana. Sin saberse nunca el motivo con certeza, corrió el rumor de que Paul McCartney había muerto en accidente automovilístico en 1967. Falsa noticia que saltó a la radio provocando una gran conmoción en pocas horas. También se dijo que había sido sustuído por un doble. Desde ese momento, todo el mundo miraba con lupa las nuevas portadas de los Beatles.

"Abbey Road" no fue una excepción. Según los “expertos” los cuatro músicos forman en la foto un cortejo fúnebre: John, de blanco, es el predicador; Ringo, de negro, el empresario de pompas fúnebres; George, con ropa vaquera, el enterrador; y Paul, claro, el muerto.


Y esto no quedaba aquí. Paul lleva los ojos cerrados como un cadáver, y sostiene un cigarrillo con la mano derecha, prueba de que es un impostor, porque McCartney es zurdo. Es más, es el único músico que toca el bajo con la izquierda. Lleva el paso cambiado con sus compañeros y va descalzo, lo que también significa, todo según los “expertos”, que está muerto. Incluso las iniciales de la matrícula del escarabajo, LMW, se interpretaron como Linda McCartney widowed (viuda)…

El propio Paul tuvo que salir al paso para decir que estaba vivo. En cuanto a lo de ir descalzo, explicó que ese día hacía calor y decidió quitarse los zapatos sin más. De hecho, en fotos desechadas de la misma sesión aparece con sandalias.

Estos rumores desaparecieron, afortunadamente, con el paso del tiempo. Y McCartney se permitió una broma al respecto en 1993, cuando sacó el album “Paul is live” (Paul está vivo), parodiando la famosa portada del "Abbey Road". 


El lugar era el mismo, el fotógrafo también, pero en la foto sólo salían él y su perro. Eso sí, Paul esta vez iba calzado.

Yo puedo dar fe de la existencia de este CD porque me lo compré hace poco. Y es que McCartney sigue siendo mi Beatle favorito.
***
"Abbey Road" se terminó de grabar el 19 de Agosto de 1969. Los Beatles se encontrarían por última vez en el estudio para supervisar las mezclas. La ruptura del grupo se mantuvo en secreto hasta la primavera siguiente, cuando salieron al mercado simultáneamente "Let it be" (grabado anteriormente a "Abbey Road") y el debut de Paul en solitario, "McCartney".

El album se publicó el 26 de Septiembre de 1969. Una semana después era número uno en las listas británicas. A finales de ese año había vendido cuatro millones de copias y en 1980 se había llegado ya a los 10 millones.

Este album, además, ha sido homenajeado por otros personajes ilustres.

Como Sesame Street, en este caso Sesame Road:


Goscinny y Uderzo, a través de sus entrañables personajes de Astérix:


Los no menos cercanos personajes de Pocoyó:


Quino y sus personajes de Mafalda:


Cómo no, Los Simpson:



Hans Beck y sus Clicks de Playmobil:


Y los mismísimos U2:


Yo misma le hice mi propio homenaje al album "Abbey Road" poniéndomelo hace unos días. Os lo recomiendo. Se os viene a la memoria un montón de sensaciones a través de las diferentes melodías de estos cuatro músicos.

Homenaje el mío que no dudaría en redondear si me encontrara alguna vez en Londres. Por supuesto, me acercaría al famoso paso de cebra e intentaría hacerme una foto allí.

Ya sé que no es gran cosa, que no iba a cambiar nada, pero seguro que por un momento yo me sentiría un poquito parte de uno de los grupos más legendarios de la historia de la música. Y eso ya es mucho para mí.

8 comentarios:

Cartelia dijo...

Impresionante, interesantísimo, curradísimo y...preciosísimo.
Me ha encantado leerlo Gracias y congratulations.

DEMOÑÍN dijo...

Con la cantidad de pasos de cebra que habrán cruzado Penélope Cruz y Ramoncín, y no han sido capaces de hacer famoso ninguno.
Creo que los pasos de cebra están muy disgustados.
La causa debe ser que en la ESGAE no hay ninguno.

Un admirador de Demoñín dijo...

Pues menos mal que en la ESGAE no hay paso de cebra, porque pediria derechos de cruce a todo el que se le ocurriera pasar, y también a los que se quedaran mirando por si algún dia cruzan.
Lo que no sabria decir, es cuanto les cobraria a los minusválidos que pasasen en silla de ruedas, o a los que lleven muletas, o a las mujeres grandotas con tacones de aguja, etc.

Wolffo dijo...

Abbey Road es más que el canto del cisne del mejor grupo de música popular de la historia. Es una obra maestra como muchos de sus discos, a los que el paso del tiempo no ha hecho más que engrandecer.
Mi hermano mayor tuvo la suerte de que un compañero de mi padre, de viaje en Londres cuando se lanzó el disco, le trajera un LP recién sacado del horno (entonces los discos tardaban semanas, o a veces meses en estar disponibles en España) y recuerdo las peregrinaciones de gente que venía a mi casa a escuchar el disco, siempre con la merienda bajo el brazo. Entonces, yo tenía 5 años, pero ya me encantaba la música. De pequeño, mi preferida del disco era la canción de Ringo Octopus's Garden, con su melodía irresistible y sus coros pegadizos.
Sólo un detalle: en "Birthday", del Álbum Blanco, uno o dos años anterior, hay un pequeño solo de batería de Ringo. El escarabajo, en su matrícula tenía otra pista: en la línea de abajo, pone "28 IF" que, se supone, es la edad que tendría McCartney en ese momento si (es decir "if") viviera.
Compré, en su momento, el CD de este disco, pero sigo conservando el original 1969 que no sé el dineral que costará en el mercado de los fetichistas (tengo una colección de singles fantástica de esos años), pero es una gozada; el vinilo es mucho más grueso y todo respira el aire de las cosas que ya nunca volverán a ser iguales.
Bueno, dejo de decir insensateces: me ha encantado esta entrada.

Noelio dijo...

Pues interesantísimas las insensateces que aportas tú, Wolffo, del otro solo de batería de Ringo y del "28 IF", ya rizando el rizo.
Hasta mi madre, que se ha leído esta entrada, está ya tras la sospecha, segura para ella, de que el McCartney actual es un impostor...
Y ni se te ocurra deshacerte del original, que tienes una joyita.
Un beatlemaníaco beso.
Y vosotros, Demoñín y su admirador, no les déis más ideas locas a los de la ESGAE, que ya van ellos sobrados. Por Dios.
Besos para ambos y para la impresionada Cartelia. Bonito nombre.

Jose Together dijo...

7 cosas:
1. No me extraña que no sepas donde está ese LP viejuno y original de Abbey Road que estaba en tu casa cuando eras pequeña. Porque está en la mía, completando la discografía de Los Beatles en vinilo que me fui comprando en los 80.
2. Me ha encantado esa especie de arranque latinoamericano o sesentero que has tenido al hablar del "Lado A" y "Lado B". Jeje, qué recuerdos, sonrío.
3. ¿Sabías que Pattie Boyd es una de las mujeres musicalmente más afortunadas del planeta? A ella están dedicadas tres de las mejores canciones del pop-rock de la Historia. Primero, "Something", como tú dices. Se la dedicó su entonces pareja, George Harrison. Pero su "amigo" Eric Clapton se enamoró de Pattie, y le escribió "Layla", uno de los temas más acojonantes jamás compuestos. Pattie Boyd acabó dejando a Harrison y se fue con Clapton. George Harrison dijo: "si a mí me hubieran dedicado Layla, también me hubiera abandonado a mí mismo y me hubiera ido con su autor". Y los tres siguieron siendo amigos. Años más tarde, Eric Clapton volvió a dedicarle a su ya esposa "Wonderful tonight", una balada un pelín ñoña pero preciosa y deliciosa de tocar a la guitarra. Qué suerte, la Pattie, ¿no?
4. En "Sargent Peppers lonely hearts club band", de 1968, ya hay claves para los paranoicos que creen en la muerte de McCartney. Se supone que Los Beatles están ante la tumba (floreada) de Paul, y también se supone que al final del disco se oye decir a John Lennon, muy triste, "I buried Paul" (yo enterré a Paul). A mí estas cosas me dan mucha risa.
5. No sé qué tendrá que ver un paso de cebra de Londres con la SGAE española, pero bueno, si se trata de meterse con ella, pues adelante. Pero creo que hay muchos otros motivos más sensatos para hacerlo, y otros cuantos para no hacerlo.
6. Si se trata de citar el tema favorito de "Abbey road", yo elijo "Come together". Es radicalmente distinto a todo, y todavía más en 1969.
7. Y ya me voy con el sun, churururu...

MAYORDOMO NOYA dijo...

Efectivamente curradisimo, gracias
por este poquito de historia musical.Que sigais asi ...

Noelio dijo...

Gracias a ti por asomarte.
Seguiremos, seguiremos informando.
Besos.