domingo, 30 de septiembre de 2012

Where everybody knows your name

Abrirse camino en el mundo, hoy en día,
te obliga a dejarte la piel.
Y dar un descanso a todas tus preocupaciones
seguro que ayudaría bastante.
¿No te gustaría escaparte un rato?


Charles/Burrows/Charles Productions nos presentaba el 30 de Septiembre de 1982, hace hoy ya 30 años, Cheers”, sin duda alguna una de las mejores sitcom (comedia de situación) de la historia televisiva americana.


Sam Malone, dueño de este hoy famosísimo bar, nos era fantásticamente presentado por Ted Danson. En el guión original, su personaje había sido jugador de rugby, al ser contratado Danson pasó a serlo de béisbol ya que le iba más este deporte a la fisonomía del actor.


Ted Danson debutaba en 1975 como actor en la serie “Somerset”, a la que siguieron otras como “The doctors”, “Spiderman” o “Benson”. También antes de “Cheers”, el público americano le había visto ya en títulos cinematográficos como “El campo de cebollas”, “Fuego en el cuerpo” o “Creepshow”.


Tras conseguir una tremenda popularidad a través de su simpático y atractivísimo Sam Malone, Danson continuó su carrera interpretativa tanto en la televisión (en diversas series y telefilmes) como en la gran pantalla en películas como “Entre amigas”, “El gran enredo”, “Tres hombres y un bebé”, “Un toque de infidelidad”, “Mi padre”, “Salvar al soldado Ryan”, “Mumford”…


A Diana Chambers, una más que peculiar camarera, la conocíamos a través de una sensacional Shelley Long quien, sin embargo, aceptó a regañadientes alargar su permanencia en la serie más allá de lo acordado por contrato al estar más interesada en labrarse su carrera interpretativa en el cine.


Shelley Long debutó en la gran pantalla en 1977 prestando su voz como narradora de la película animada “The key”. En la pequeña pantalla se inició interpretando varios personajes en la serie “Second City TV” para continuar interviniendo en distintos telefilmes y como artista invitada en series como “Vacaciones en el mar”, “La familia”, “Mash” o “El increíble Hulk”.


Tras triunfar en “Cheers” siguió apareciendo tanto en la pequeña como en la gran pantalla a través de series como “Murphy Brown”, “Boston Legal” o “Modern family” y títulos cinematográficos como “Diferencias irreconciliables”, “Esta casa es una ruina”, “La tribu de los Brady”, “El Dr. T y las mujeres”…




Las tomas exteriores del bar de "Cheers" fueron filmadas en “The Bull and Finch Pub” de Boston, llamado así por el famoso arquitecto americano Charles Bulfinch. Los interiores fueron rodados en este mismo pub y en los estudios Paramount.


Casey Stengel, Yogi Berra y Sparky Anderson fueron los tres entrenadores reales de béisbol que inspiraron la creación de Ernie Pantusso, el genuino entrenador del bar y sin ninguna duda el personaje más entrañable de la serie. Personaje al que Nicholas Colasanto le otorgó una magia especial.


Nicholas Colasanto había debutado como actor en la pequeña pantalla en 1959 y ya había sido visto en series como “La hora de Alfred Hitchcock”, “Mi marciano favorito”, “Yo, espía”, “El fugitivo”, “Ironside”, “Las calles de San Francisco”, “Lou Grant”… Y en películas como “La trama” o “Toro salvaje”.


Tristemente, el 12 de Febrero de 1985, Nicholas se nos iba derecho al cielo de los grandes actores, dejando un vacío tremendo en la serie y entre sus compañeros de reparto. Tras su muerte, su nombre continuó apareciendo en los títulos de crédito…


... y una imagen del nativo americano Gerónimo fue puesta en la pared de detrás de la barra del bar de Cheers. Esta imagen la tenía Nicholas en su camerino como amuleto de buena suerte. En 1993, en la última escena del episodio final de la serie, antes de cerrar el bar, Sam ajustaba esta misma imagen en un emotivo recuerdo a la memoria de este maravilloso actor.


El papel de Carla Tortelli, la otra camarera de “Cheers”, le fue en un principio ofrecido a la cantante Janis Ian, quien lo rechazó por no querer estar siete años de contrato apartada de su carrera musical. Y así le llegó la oportunidad a Rhea Perlman, quien desde su primera aparición en el primer episodio dio buena cuenta de su enorme vis cómica.



Rhea Perlman comenzó su carrera como actriz en 1976 apareciendo después en diversos telefilmes para la pequeña pantalla y en la serie “Taxi”. En 1982, año del estreno de “Cheers”, Rhea contrajo matrimonio con el también actor Danny DeVito quien acudió con frecuencia a la grabación de la serie pero, curiosamente, no apareció en ninguno de sus episodios.


Tras “Cheers”, Rhea continuó asomándose a la pequeña pantalla en series como “Cuentos asombrosos” (donde sí compartió episodio con DeVito), “Pearl”, “Ally McBeal” o “Ley y orden” y en películas como “Matilda” o “Las sesiones”.


A veces quieres ir
donde todo el mundo sabe tu nombre
y están contentos de que aparezcas.
Uno quiere estar donde puede ver
que nuestros problemas son los mismos.
Uno quiere estar donde todo el mundo sabe tu nombre.


En el guión original, el personaje al que daba vida George Wendt se llamaba también George e iba a aparecer tan sólo como primer cliente de Diana diciendo una sola palabra: “Cerveza”. Más adelante, los guionistas decidieron ampliar el personaje de Wendt y le dieron un nuevo nombre: Norm Peterson.


George Wendt debutó como actor en la gran pantalla en 1978, apareciendo después en películas como “Bronco Billy”, “En algún lugar del tiempo” o “Aterriza como puedas 2” y en series televisivas como “Hart y Hart”, “Enredo”, “Taxi” o “M.A.S.H”.


Tras deleitarnos con su genial “Nooorm”, George siguió apareciendo en películas como “Fletch, el camaleón”, “House, una casa alucinante” o “Eternamente joven” y en diversas series y programas como “Colombo”, “Saturday Night Live” o “Entre fantasmas”. O en “The George Wendt Show”, su propio programa de televisión.


Cliff Clavin ni siquiera aparecía en el guión original de "Cheers". John Ratzenberger, el actor que más adelante bordaría este personaje, había hecho una prueba para el papel de George (el original Norm). John no fue elegido pero antes de marcharse les preguntó a los guionistas si tenían entre sus personajes al típico "sabelotodo de bar", improvisando de inmediato una recreación del mismo. A los productores les impresionó tanto la actuación de John que lo incluyeron al momento en la serie, formando así Cliff y Norm una de las más divertidas parejas de personajes televisivos de la historia de la televisión.


John Ratzenberger debutó en la gran pantalla en 1976, apareciendo después en títulos cinematográficos como “Un puente lejano”, “Superman”, “El imperio contraataca”, “Ragtime”, “Rojos” o “Gandhi”.


Tras “Cheers” John apareció también en “El juego del halcón”, “House II, aún más alucinante” o “Un golpe del destino”. Ratzenberger ha prestado además su voz a distintos personajes de películas animadas como “Toy Story”, “Bichos”, “El viaje de Chihiro”, “Monstruos S.A.”, “Buscando a Nemo”, “Los Increíbles”, “Cars”, “Ratatouille”, “Up”, “Brave”...


Desde el inicio de la serie, los guionistas y productores tenían claro no mostrar nunca a nadie dejando la barra y yéndose borracho a su casa. La serie llegó a ser reconocida por esto.


El que el personaje de Woody Boyd lo interpretara Woody Harrelson no pasa de ser una coincidencia. El personaje ya se llamaba así en el guión antes de que Harrelson optara a él.


Antes de “Cheers”, Woody Harrelson tan sólo había aparecido en la película “Harper Valley P.T.A.” (1978) y curiosamente no estaba interesado en esos momentos en la pequeña pantalla. Sobra decir que su personaje en “Cheers” le otorgaría al actor una gran popularidad.


Tras “Cheers”, Harrelson siguió apareciendo en el cine y la televisión, aunque paulatinamente fue centrándose en la gran pantalla, dejándonos su buen hacer en títulos cinematográficos como “Solo ante la ley”, “Los blancos no la saben meter”, “Una proposición indecente”, “Aprendiendo a vivir”, “Asesinatos natos”, “Asalto al tren del dinero”, “El escándalo de Larry Flynt”, “La delgada línea roja”, “No es país para viejos”, “Los juegos del hambre”…


Kelsey Grammer nos hacía una maravillosa composición de Frasier Crane, el peculiar psiquiatra de esta serie. El personaje de Frasier iba a ser en un principio temporal, pero afortunadamente su aparición fue haciéndose cada vez más frecuente. No en vano, los guionistas solían darle a Kelsey malas líneas de texto para ver si él las convertía en graciosas... Y siempre lo hizo.


Kelsey Grammer provenía de Broadway y de la pequeña pantalla, donde había aparecido ya en las series “Ryan’s hope”, “Kennedy”, “Kate y Allie” o “George Washington”. Se incorporó al elenco de “Cheers” en 1984, dos años después de su estreno.


Tras su exitosa aparición en la serie, siguió asomándose a otras muchas y a otros tantos telefilmes. En 1993 sumó un nuevo éxito a su carrera con la serie “Frasier”, en la que daba vida al mismo personaje que interpretara en ”Cheers” pero esta vez rodeado de su singular familia.

Kelsey también ha aparecido en la gran pantalla en títulos como “15 minutos”, “X-Men. La decisión final” o “Fama” y prestando su voz en películas de animación como “Anastasia” o “Toy Story 2”.


En un principio, el personaje de Rebecca Howe, la nueva dueña de Cheers, fue escrito como una mujer frígida y así aparecía en los primeros episodios, pero los fans de Kirstie Alley, la actriz que lo interpretaba, no la veían apropiada para este papel. Así que los guionistas reescribieron su personaje haciéndole más acorde a lo que sugería la ya popular actriz.


Kirstie Alley debutó en la pequeña pantalla en 1978 en “La escoba espacial”, serie a la que siguieron otras como “Star Trek II”, “Mascarada”, “Norte y Sur”… En 1987, Kirstie se incorporaba a “Cheers” donde permaneció hasta 1993.


Tras “Cheers” apareció también en títulos cinematográficos como “Juerga tropical”, “Mira quién habla”, “Hay un muerto en mi cama”, “Mira quién habla también”, “El pueblo de los malditos”, “Desmontando a Harry”…


Lilith Sternin, primero novia y después esposa de Frasier, también iba a ser personaje de un solo episodio. Interpretado a la perfección por Bebe Neuwirth, fue también finalmente ampliada su aparición en el guión.


Bebe tan sólo había aparecido hasta entonces en otra serie, “The edge of the night”. Se incorporó a “Cheers” en 1986, mismo año en el que también participaba en otras series como “Simon & Simon” o “Fama”.


En los años posteriores a “Cheers”, Bebe se siguió moviendo principalmente en el terreno televisivo, aunque también hizo importantes incursiones en la gran pantalla en títulos como “Matrimonio de conveniencia”, “Bugsy”, “Días de radio” o “Jumanji”.

Completaban este extraordinario reparto Dan Hedaya (Nick Tortelli), Jay Thomas (Eddie LeBec), Jean Kasem (Loretta Tortelli), Tom Skerritt (Evan Drake), Harry Anderson (Harry), Fred Dryer (Dave Richards), Michael McGuire (Sumner Sloan)... Y aparecían como artistas invitados otros nombres tan conocidos hoy como Glynis Johns, Christopher Lloyd, Tom Berenger o el propio director de la serie, James Burrows. 


El escenario de Paramount Pictures donde fue rodado “Cheers” se convirtió después en el hogar de Frasier. A excepción de Ernie Pantusso y Rebecca Howe, todos los demás personajes habituales de “Cheers” se asomaron de manera ocasional en “Frasier”.





Los diez actores que aparecieron regularmente en la serie de "Cheers" fueron nominados a los Premios Emmy por sus respectivos papeles. Ted Danson, Kirstie Alley, Bebe Neuwirth, Woody Harrelson, Rhea Perlman y Shelley Long lograron hacerse con el premio.

La propia serie obtenía en 1991 el Globo de Oro, así como Ted Danson, Kirstie Alley, Rhea Perlman y Shelley Long por sus respectivos papeles. Estos mismos actores fueron también nominados en otros años a estos mismos galardones.

Uno quiere ir donde la gente sabe
que todas las personas somos iguales.
Uno quiere ir donde todo el mundo sabe tu nombre.


Where everybody knows your name, la canción que acompañaba a los títulos de crédito iniciales de la serie, fue escrito por Judy Hart-Angelo y Gary Portnoy e interpretado por este último. Este tema musical alcanzó tal popularidad que en 1983 fue lanzado como single. Hoy es merecidamente uno de los más recordados de la historia de la televisión.




¡¡¡ CHEERS, FELIZ 30 ANIVERSARIO !!!

Agradecimientos: JoseMC

7 comentarios:

JLin dijo...

En la 2 están reponiendo Frasier y la verdad es que es una genialidad igual que si serie "madre", esta Cheers que está de cumpleaños y que me trae recuerdos de lo más entrañables.

fossie dijo...

Una de las mejores series de la televisión. Es curioso que no la estén reponiendo en ninguna de las cadenas.

Y, como siempre, me quedo maravillado del repaso que le das a cada uno de los personajes. Da gusto leerte!!!

Noelio dijo...

:-) Hola, JLin. Sí, yo también me llevé una grata sorpresa al encontrarme el otro día con Frasier en la 2, y ahí me quedé enganchada. Un fuerte abrazo... debilidad bloguera :-) Eso, hoy te llevas dos.

Una de las mejores sin ninguna duda, Fossie. Y muchas gracias, para mí es un placer que me leáis.

Jose Mediasrojas dijo...

Pues sí, para mí también es una de las mejores sitcoms de la historia, y han tenido que pasar unos 25 años muchos para que otra sitcom como "Modern family" (en la que Shelley Long ha hecho algún cameo) pueda compararse a la calidad de "Cheers" (en mi humilde e insigne opinión).

Pero si por algo le estoy agradecido a "Cheers" es por haber dado pie a LA MEJOR SITCOM DE LA HISTORIA (y aquí no admito discrepancias): "Frasier", de los mismos creadores de "Cheers", pero tocados por una mayor inspiración, inteligencia, ingenio y sutileza. Y sí, "Frasier" lleva más de un año en las tardes de La2, desafiando crisis y cambios de gobierno...

Por cierto, como hemos hablado alguna vez, en España le debemos la llegada de "Cheers" a... ¡Jesús Hermida! Él se trajo esta serie, con la que comenzaba sus eternas tardes en TVE1, allá por los últimos años 80.
Y ya está. ¡Y de nada!

Where everybody knows your name...

Alicia dijo...

30 AÑOS!! Cómo es posible? Es una serie deliciosa y daba tanto gusto verla como leer este post.
Y a Ted Danson le pongo un 10 por múltiples razones.

Noelio dijo...

Qué bien hablas, Jose Mediasrojas, y cuánto sabes.
Where everybody knows your name...

Pues, Alicia, es posible... porque han pasado ya 30 años. Yo también le pongo un 10 a Ted Danson, me rechifla todo él.

Evaporada dijo...

Oye, ¡muy buen artículo lleno de anécdotas interesantes! Gracias! La verdad es que Cheers merece la fama que tiene. Es una serie verdaderamente buena y con actores geniales.